miércoles, agosto 10, 2022

Inflación pega a hogares de Oaxaca

Destacadas

El INEGI informó que la inflación general en la entidad se mantiene por arriba del 10%, afectando el poder adquisitivo de las familias con menos recursos; entre los productos que registraron un mayor aumento son la papa, la naranja, el pollo y los refrescos.

Información de agencias

Oaxaca, Oax.- La inflación en México continúa acelerándose y volvió a registrar un alza en la primera quincena de junio, la cual reportó una variación anual de 7.88 por ciento, dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Dicha cifra es la más alta en 21 años para una quincena desde enero de 2001, además de que algunos de los alimentos contemplados en el Paquete contra la inflación y la carestía (PACIC) mostraron un aumento en sus precios.

Sin embargo, la inflación no es la misma en todos los estados de la República Mexicana. Cuatro entidades registraron una mayor inflación anual en la primera quincena de junio del año en curso en comparación con el resto de los estados.

Oaxaca, Campeche, Chiapas y Morelos concentraron los niveles inflacionarios más altos en el periodo referido con anterioridad, al reportar 10.2, 9.3, 9.5 y 9.4 por ciento, respectivamente, según datos del Inegi retomados por la organización México, ¿Cómo vamos?

Esta tendencia al alza tiene que ver con que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró un avance mensual de 0.49%. Los principales motivos de la inflación, tanto a nivel nacional como global, son el incremento en los precios de materias primas, la guerra entre Ucrania y Rusia y las afectaciones en las cadenas de proveeduría, fenómeno causado por los contagios de Covid-19, especialmente en China.

El Banco de México estima que el “pico” de inflación se alcanzará en el tercer trimestre, para luego iniciar una tendencia a la baja, con niveles de 3 por ciento hasta finales de 2023.

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas reportaron una variación anual de 13.26 por ciento y contribuyeron en 3.6 puntos a que la inflación se situara en 7.88 por ciento. La papa y otros tubérculos incrementaron en un 16.79 por ciento, mientras que la naranja aumentó 13.13 por ciento, el pollo 2.28 por ciento y los refrescos 1.13 por ciento.

Asimismo, el precio de la tortilla de maíz presentó una variación anual de 14.57 por ciento y la harina de trigo incrementó 27.65 por ciento.

Oaxaca, el estado más afectado

Por entidad federativa, Oaxaca fue el estado que presentó el mayor incremento anual del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), de 10.2 por ciento; es decir, donde los hogares perdieron más poder adquisitivo.

Los bienes que más crecieron y, por ende, que más impactaron en el bolsillo de las familias oaxaqueñas, fueron el aguacate (91.61 por ciento); la cebolla (52.41 por ciento); las harinas de trigo (44.12 por ciento); los aceites y grasas vegetales comestibles (43.61 por ciento), y el jabón para lavar (42.24 por ciento).

De acuerdo al INPC, el municipio de Santo Domingo Tehuantepec es la ciudad más cara del país, al alcanzar un 10.98 por ciento de inflación durante la primera quincena de junio del presente año.

La ciudad de Oaxaca se ubica entre las cinco más caras de México, con una inflación del 9.99 por ciento; los productos de la canasta básica aumentaron casi dos puntos porcentuales, por arriba del promedio nacional, que es de 7.99 por ciento.

El INPC en Oaxaca podría cerrar el año en 6 por ciento y, para 2023, entre 4 y 5 por ciento, estima Isaac Sánchez-Juárez, responsable del laboratorio de economía en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UAJC) y oriundo de Oaxaca.

A pesar de que el pasado 4 de mayo el gobierno federal dio a conocer el Paquete contra la inflación y la carestía (PACIC), con el fin de contener el incremento en el nivel de precios en artículos de primera necesidad, México ¿Cómo Vamos? indicó que en dicho paquete no se contempló un programa social que permita a las familias con escasos recursos acceder a la compra de alimentos, toda vez que el 38.8% de la población en México se encuentra en situación de pobreza laboral.

De acuerdo con el presidente del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Juan Ignacio Gil, el PACIC no podrá controlar la inflación. “El propósito es ayudar a que algunos artículos de consumo básico no suban de precio”, señaló. Además, agregó que su impacto solo se daría en la economía formal, pues en los tianguis los precios podrían ser diferentes. Ante ello, indicó que las medidas de oferta ayudarán, en el mejor de los casos, en el mediano plazo.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

Noticias recientes