lunes, abril 22, 2024

Otro incendio agrava contaminación

Destacadas

Por tercera ocasión se incendió el basurero a cielo abierto ubicado en las riberas del río Atoyac, agravando el daño al medio ambiente y el riesgo sanitario.

Por Ivet Mendoza / Fotos de Estación Foto

Oaxaca, Oax.- Por tercera ocasión se registró un incendio en el basurero a cielo abierto ubicado en las riberas del río Atoyac, agravando el daño al medio ambiente y el riesgo sanitario en la zona, pese a que las autoridades habían anunciado un operativo para evitar este tipo de acciones.

Elementos del H. Cuerpo de Bomberos y de Protección Civil acudieron al lugar para atender el incidente y sofocar las llamas en el tiradero clandestino que –según testigos– fue provocado, tal y como ha ocurrido en otras ocasiones.

De acuerdo con especialistas, la quema a cielo abierto de basura municipal ocasiona la emisión de distintos contaminantes.

La basura genera dos tipos de gases: – Gases de efecto invernadero: estos gases son el metano y el dióxido de carbono, cuyas propiedades son retener el calor generado por la radiación solar y elevar la temperatura de la atmósfera.

Así como los gases degradadores de la capa de ozono, donde indican que hay productos que, por la naturaleza de su fabricación y por los agentes químicos utilizados en su elaboración, generan ciertos gases que desintegran la capa de ozono. Estos gases son conocidos como propulsores de aerosoles y se usan, por ejemplo, para el cabello, en algunas pinturas y desodorantes. Cuando los envases de estos productos son desechados a la basura se convierten en fuentes de emisión de estos gases.

Los gases contaminantes generados durante la quema de residuos tienen consecuencias sobre la salud humana y, en general, efectos sobre los seres vivos y los ecosistemas.

Los contaminantes del aire, tanto gaseosos como articulados, pueden tener efectos negativos sobre los pulmones.

Los residuos son la causa de muchas enfermedades, porque en ellos se multiplican microbios y otras plagas, como moscas, cucarachas y ratas.

También atraen a perros y otros animales que pueden trasmitirlas. Los residuos deben manejarse con cuidado y depositarse en lugares adecuados para evitar los olores y el aspecto desagradable, lo cual no ha sucedido en este caso donde es el mismo municipio capitalino quien está poniendo en peligro la vida de sus propios habitantes al tener a cielo abierto un tiradero clandestino y a escasos 100 metros su centro de transferencia de residuos.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

- Publicidad -

Noticias recientes

Portada

Cartón

Twitter

Video