miércoles, julio 24, 2024

Las bibliotecas ayudan a reducir las brechas de lectura

Destacadas

En abril de 2023 el Módulo sobre Lectura del INEGI reportó que se lee cada vez menos y que la población infantil presenta mayor carencia de estímulos para la lectura

Ciudad de México.- La lectura es un importante canal para que niñas, niños y jóvenes identifiquen problemas en sus comunidades, razón por la cual fomentarla a través de las bibliotecas es una labor fundamental para generar cambios favorables, coincidieron expertos durante la Tercera Jornada Internacional de Fomento a la Lectura en las Bibliotecas Universitarias.

Ejemplo de esta labor son las campañas de fomento a la lectura en comunidades, que lleva a cabo la Unidad Académica de Estudios Regionales (UAER) de la UNAM, en Jiquilpan de Juárez, Michoacán, expuso la directora general de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información de la UNAM, Elsa Margarita Ramírez Leyva.

“La lectura puede establecer un diálogo intergeneracional, ayudar a vincularnos o revincularnos entre las distintas generaciones y, con todo, la biblioteca puede ayudar a reducir las brechas de lectura, de la educación, la información, el aprendizaje a lo largo de la vida. No aprendemos de una vez y para siempre, los cambios constantes en nuestro mundo nos obligan a tener que estar aprendiendo constantemente”, aseveró la doctora en Ciencias de la Información y Documentación.

Ramírez Leyva agregó que, como antaño, permite la evolución cognitiva, cultural, social y la biblioteca es la organización de aprendizaje por excelencia, una idea que no es nueva, pues desde Alejandría se ha observado cómo estos recintos públicos contribuyen al desarrollo y cierran las brechas con las personas que antes no tenían acceso a los libros.

A su vez, la coordinadora de la UAER, Adriana Sandoval Moreno, señaló que recientemente la unidad a su cargo realizó jornadas de lectura en voz alta, especialmente con escuelas rurales y públicas, donde participaron casi mil menores, en quienes se percibió gran interés por esta práctica y se observó que es un canal para identificar problemas que enfrentan las comunidades escolares, especialmente la violencia de género, la familiar, inseguridad, migración o bullying.

Expuso que en abril de 2023 el Módulo sobre Lectura del INEGI reportó que se lee cada vez menos y que la población infantil presenta mayor carencia de estímulos para la lectura, pues 83.0 por ciento declaró que sus padres o tutores no los llevaban a bibliotecas o librerías; 79.7 por ciento dijo que ellos no les leían; y 68.3 por ciento no los veía leer.

“Estos focos rojos nos invitan a reflexionar sobre lo importante que es acercar a las niñas y a los niños a los libros en las bibliotecas. En el contexto escolar, especialmente donde estamos que es el noroccidente de Michoacán, hemos identificado muy claro que las brechas persisten, especialmente en los espacios rurales donde no se tiene una biblioteca. Algunas apenas tienen un anaquel con un limitado número de libros; sin embargo, a las niñas y niños en su mayoría les gusta leer”, resaltó.

La Tercera Jornada Internacional de Fomento a la Lectura en las Bibliotecas Universitarias, realizada recientemente y cuyo lema fue “La lectura transforma comunidades y cierra brechas”, fue organizada por la Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información y la UAER de la Coordinación de Humanidades de la UNAM.

FUENTE DE INSPIRACIÓN

Hubo un tiempo en el que la guerra no solo conquistaba territorios, sino que permitía ganar libros y llevarse el conocimiento porque eso les representaba mejor calidad de vida en un mundo altamente conflictivo, comentó el académico del Centro Universitario de la Ciénega, de la Universidad de Guadalajara, Héctor Claudio Farina Ojeda.

“Cuando nos enfrentemos a la lectura, cuando veamos a alguien leyendo o que alguien necesita comentar sobre una novela, un cuento, un ensayo o texto curioso, no se debe pensar que solo tiene ideas; detrás, seguramente, hay una gran transformación”, puntualizó al ofrecer la charla “La lectura, el ejercicio transformador por excelencia”.

Farina Ojeda recordó que si se duda que el nivel de lectura cambia a una población es necesario mencionar el caso de Noruega, cuyos habitantes leen cinco veces más libros que los mexicanos. Era una nación pobre, pese a estar junto a Suecia uno de los países más ricos en su tiempo.

Sin embargo, tras el hallazgo de pozos de petróleo en 1969 destinó los fondos directamente a la educación y salud. En menos de 30 años se constituyó en un país donde prácticamente no existe pobreza, tiene los niveles de calidad de vida más altos del mundo, los mejores sistemas sanitarios, tampoco hay corrupción ni violencia.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

- Publicidad -

Noticias recientes

Portada

Cartón

Twitter

Video