miércoles, julio 17, 2024

Pueblos de Oaxaca preservan la tradición mezcalera

Destacadas

En distintas comunidades de los Valles Centrales se puede degustar esta bebida espirituosa, cuyas raíces ancestrales son resguardadas por familias que mantienen procesos artesanales para su destilación.

Por Lucio Gopar/  Fotos de  Omar Maya Calvo / Sectur Oaxaca

Oaxaca, Oax.- La entidad oaxaqueña tiene tanto para mostrar y aportar a otras culturas, también tiene un producto muy típico que lo identifica en todo el mundo y es el mezcal, una bebida espirituosa que es reconocida a nivel internacional por su calidad.

Algunos países de Europa, como Francia, promueve sus vinos y los lugares donde lo producen, así como los viñedos y las provincias en donde se realiza todo el proceso de fabricación. El visitante queda encantado por conocer esas ciudades productoras de vino como lo son: Alsacia, Borgoña, Burdeos, «Côtes du Rhône», «Languedoc-Roussillon» y el Valle del Loira.  Por su parte, Alemania hace lo mismo al tener un gran prestigio en la producción de cerveza, ofreciendo paseos en donde dan a conocer la producción de las bebidas y sus majestuosos castillos llenos de leyendas y mitos, iniciándose el recorrido en Passau hasta Bad Frankenhausen (Turingia).

En la capital de Oaxaca se ofrece a los turistas un recorrido por los pueblos del mezcal, donde los visitantes conocen la historia de este producto que es distinguido internacionalmente. El recorrido por los pueblos del mezcal abarca comunidades como: Santa María El Tule, San Jerónimo Tlacochahuaya, Teotitlán del Valle, Tlacolula de Matamoros, San Pablo Villa de Mitla, Santiago Matatlán y Hierve el Agua (en el municipio de San Lorenzo Albarradas).

En estos lugares el turista puede observar los plantíos de agaves y conocer el proceso para la producción del mezcal, terminando con la famosa “probadita” y los consejos para su maridaje con la gastronomía local.

En el Centro Histórico se ha iniciado ya un atractivo recorrido que comprende los puntos emblemáticos del primer cuadro de la ciudad, llevando a los turistas hasta uno de los lugares que integran los pueblos del mezcal, entre ellos San Jerónimo Tlacochahuaya, en donde se encuentra la casa productora de mezcal Oro de Oaxaca.

El paseo se puede hacer de forma particular o bien en los tours que se ofrecen en vehículos que parte de la calle de Morelos esquina con García Vigil, en la ciudad capital. En el recorrido, un guía explica todo sobre la historia de cada sitio, en una amena charla para hacer del viaje una experiencia única.

CÁNDIDO SANTIAGO, UN ARTISTA PLÁSTICO MUY COMPLETO

Para el artista Cándido Santiago, además de los logros de su trayectoria, lo más importante es su permanencia y constante aprendizaje, puesto que le apasiona mostrar nuevas propuestas para cautivar al público con sus obras.

Nació en la ciudad de Oaxaca en el año de 1973. Desde muy pequeño, al cursar el tercer grado de primaria ingresó a la Casa de la Cultura de la Ciudad de Oaxaca, pues vivía en el Barrio de Trinidad de las Huertas. Una de sus maestras de la primaria también daba cursos de grabado en la Casa de la Cultura, siendo así que tuvo el interés y confianza de ingresar a esta institución.

Cada vez se fue involucrando más, debido a que iba haciendo amistad con los maestros, como Abelardo López Moreno, quien es originario de San Bartolo Coyotepec; todos sus maestros le inspiraban más amor por el arte, como el maestro Leovigildo Martínez, quien también fue uno de sus primeros guías.

Cuando estaba estudiando la secundaria, Oaxaca recibió el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco,  por lo que el gobierno lanzó una convocatoria de dibujo y pintura, resultado ganador Cándido Santiago, lo que le valió para que le otorgaran una beca para estudiar pintura en el Taller de Artes Plásticas “Rufino Tamayo”, donde recibió clases de historia del arte, dibujo, litografía y xilografía.

Durante su trayectoria ha realizado diversas exposiciones de sus obras de forma individual, tales como: “Entre Ninfas y magueyes”, “Diálogos Corpóreos”, “Entre el sueño y la vigilia”, “Declaración Ubicua” o el deseo de la musa, “Reminiscencias”, “Vicisitudes”, “Vestigios”, “Fragmentaciones”, “Corazón ¿por qué no amas?, “A donde van las palabras”, “Voces en la noche”, “Rompiendo la noche” y “La Búsqueda”.

En el año 2020 obtuvo el segundo lugar en el Concurso Nacional de Pintura convocado por el Gobierno del Estado de Guanajuato.

Actualmente participa con otros importantes artistas oaxaqueños en una exposición colectiva en Dimitrova Gallery, así como también en el Hotel Casántica con “Sonrisas de ultratumba”. Del 19 al 25 de febrero del 2024 expondrá junto con otros 44 artistas plásticos en la muestra “Entre Sueños y Realidades”, en Iztapaluca, Estado de México.

Su vida está llena de arte y de anécdotas, pero asegura que su meta es permanecer en esta carrera de forma continua, creando nuevas obras y evolucionando, teniendo bien definido un lenguaje para que los admiradores del arte lo pueden identificar y pueda compartir su sentir a través de sus proyectos artísticos.

Noticias relacionadas

- Publicidad -

Noticias recientes

Portada

Cartón

Twitter

Video